28 de enero de 2011

Primeros pasos para la unificación de Linux.

Uno de los mayores problemas que se encuentran a diario los usuarios y sobre todo los desarrolladores de sistemas Linux es la diversidad de aplicaciones y sistemas para gestionar las mismas. Tenemos apt-get en distribuciones Debian, rpm en RedHat, yum, smart etc... Y si no siempre tenemos la opción de descargar y compilar código fuente... ¿¿¡¡Compique!!?? Es verdad, estamos intentando que Linux llegue a todo el mundo.

Esta variedad provoca que la misma aplicación requiera modificaciones para poder instalarse en una u otra distribución. A pesar de que desde hace tiempo alien nos permite convertir paquetes de un tipo a otro, representantes de varias de las principales distribuciones se han reunido en Nuremberg, entre otras cosas, para dar un paso adelante lanzando AppStream, un gestor de paquetes unificado que se supone en un futuro soportarán las principales distribuciones. Dicha aplicación también incluirá una serie de repositorios unificados, algo así como un Android Market o una AppStore.

27 de enero de 2011

Ofimática en Linux.

Buenos días a todos.

Finalmente la Disposición Final Segunda de la LES AKA Ley Sinde ha salido adelante gracias a una hábil maniobra política de pacto y escaqueo. Al final ni los internautas ni los artistas están contentos con la nueva ley.

Pero hoy no vengo a hablaros de esto. Retomo el tema del blog para hablar un poco de la ofimática en Linux. Históricamente hubo 2 suites funcionales en Linux, Koffice para KDE y StarOffice. Esta última desarrollada bajo la tutela de Sun Microsystems pasó a llamarse OpenOffice cunado Sun comenzó a liberar aplicaciones bajo GPL. Tras la compra de Sun por parte de Oracle se lanzó con el nombre de Oracle Open Office. Finalmente los mantenedores de OpenOffice que quedaron fuera del proyecto tras la actuación de Oracle liberaron el fork LibreOffice, que ya están empezando a incluir numerosas distribuciones. Lo cierto es que tanto Koffice como LibreOffice son completamente funcionales y compatibles con documentos de MS Office.

Por otro lado, desde hace años la suite ofimática MS Office copa el mercado de este tipo de aplicaciones. Los formatos que promueve esta suite, como .doc, .xls etc... son estándares de facto. ¿Por que de facto? Porque la Unión Europea, a pesar de las presiones que ejerció MS en su día, solo acepta como estándares los formatos de opendocuments, es decir, los formatos iniciales de la suite OpenOffice, además del omnipresente PDF de Acrobat. Teniendo en cuenta que muchas versiones de MS Office no reconocen este tipo de formatos, ¿porque aun hay empresas y administraciones que nos solicitan documentos en formato .doc? ¿Cuanto dinero público se pierde anualmente en licencias de MS Office inútiles?

13 de enero de 2011

Copiar No Es Robar.

Buenos días, feliz año a todos.

Actualizo un poco esto para rescatar un viejo vídeo para ilustrarnos un poco mas sobre lo que nos quieren inculcar:


Prometo que en cuanto me organice un poco actualizaré esto mas a menudo.