17 de enero de 2013

Anonimato en Internet.


Cada día se habla mas del anonimato en Internet. Mientras que la mayoría de gobiernos están tratando de ejercer un mayor control sobre la red de redes los usuarios cada día valoran mas el anonimato a la hora de usar los servicios online. Cada vez que visitamos una página web, un servicio online, este blog por ejemplo, nuestra dirección IP pública queda registrada. Muchas páginas descargan en nuestro equipo las llamadas cookies, pequeños ficheros con información mas o menos particular que aunque en un principio buscaban hacer mas sencillos ciertos procesos al final se han usado para cosas menos inocentes.

¿Es posible navegar por Internet de forma anónima?

Si, todo depende del nivel de anonimato que queramos tener. Vamos a ver algunas formas.

La forma mas sencilla de mantener el anonimato en Internet nos la brindan los propios navegadores. Hoy en día los mas comunes como Firefox o Chrome disponen de un modo navegación privada, que consiste en que durante ese modo de navegación no se guardan historial de páginas visitadas, cookies, contraseñas etc... Sin embargo los servidores que visitamos si que guardan nuestra conexión, dirección IP, rutinas de navegación etc... Así que al fin y al cabo es una buena forma de mantener el anonimato, pero solo en nuestro ordenador.

Si buscamos en cualquier buscador como navegar anónimamente por Internet nos saldrán cientos de resultados de proxys anónimos como anonymouse, hidemyass o youhide. Un servidor proxy redirige nuestra conexión a otros servidores web enmascarándola en la suya propia, y limitando la información que el servidor web obtiene de nuestra conexión. Un servidor proxy nos garantiza una conexión anónima hacia otros servidores, pero el servidor proxy puede seguir capturando nuestros datos de conexión, IP de origen, hábitos de navegación y otros datos interesantes y con salida al mercado. Muchos servidores proxy comunes en realidad se dedican a eso, otros simplemente incluyen su publicidad en las páginas que visitamos a través de ellos.

Dar con un proxy seguro y fiable nos puede facilitar mucho las cosas a la hora de navegar de manera anónima, pero siempre será mas fiable si lo hacemos nosotros. Hay cientos de manuales para instalar squid en linux y configurarlo como proxy anónimo, así que no voy a detallar el proceso.

Hemos visto que el modo de navegación privada del navegador no nos hace anónimos en Internet, los servidores proxy online no son de fiar, y un squid configurado por nosotros no siempre oculta nuestra IP pública, ya que lo hace para los servidores que la piden pero no para los equipos de red por los que pasamos. Una buena solución sería conectarnos a un servidor proxy online a través de nuestro proxy. Nuestro anonimato va mejorando.

Si habéis buscado con un poco mas de ahínco la forma de ser anónimos en Internet seguro que habéis oído hablar o incluso habéis probado la red TOR. La red TOR es una red independiente que funciona usando clientes como relays anónimos, es decir cualquier equipo que se conecte a la red TOR enruta su conexión a través de otros clientes y servidores, hay toda una Internet dentro de la red TOR y también permite entrar y salir a Internet de manera anónima. Surgió como un proyecto para crear una red alternativa y segura, y se convirtió en el basurero de la red. Esta bien como curiosidad pero la posibilidad de ser muy anónimos es un azucarillo para pederastas, traficantes de todo tipo, delincuentes, ciberdelincuentes, terroristas etc... Pasear por la red TOR es como pasear por Baghdad, Ciudad Juarez o similares de noche con una capucha. Que nadie te reconozca no implica que nadie te vaya a hacer nada...

Entonces, ¿cual es el mejor método de navegar de forma anónima y segura por Internet? Por supuesto, el sentido común. Y proxychains claro, con proxychains se pueden hacer verdaderas maravillas.

11 de enero de 2013

Usando Unity like a pro.

El último escritorio de Ubuntu, Unity, ha sido uno de los más criticados por su extrema sencillez y poca posibilidad de personalización. La mayoría de los usuarios acostumbrados a entornos Gnome o KDE se le echaron encima, hizo ponerse las pilas al lento equipo de desarrollo de Gnome3 y ha sido criticado en medios, foros y blogs. Ha provocado forks y ñapas para Gnome y ha devuelto escritorios como Fluxbox o XFCE al escritorio por defecto en algunas distribuciones que usaban Gnome2.

Sin embargo, como cualquier otro escritorio Linux que se precie, tras un corto periodo de adaptación lo cierto es que se hace de lo más eficiente que he probado jamás. La curva de aprendizaje es genial, y en la era de los dispositivos táctiles es una interfaz muy intuitiva, tanto que no hace falta profundizar para hacer un buen uso, ahora bien, si queremos tenemos la posibilidad de mejorar nuestra capacidad de trabajo con Unity. Para ello primero vamos a ver de qué disponemos y para qué sirve cada cosa.

Panel Superior:  Inicialmente el panel superior de Unity solo dispone de un acceso al Dash y los indicadores de notificaciones, fecha y hora, control de volumen y sesión. Además se usa para integrar el menú de aplicaciones al estilo MacOS.

Launcher: El panel lateral o Lanzador contiene iconos de acceso directo a aplicaciones. Estos iconos se pueden añadir, eliminar, reordenar, etc.

Dash: Es el nuevo menú que pone en marcha Unity. En principio permite arrancar aplicaciones que tenemos instaladas pero no están en el lanzador, sugiere aplicaciones disponibles, busca documentos etc…  Pero tiene muchas más funciones y opciones.

Tecla Súper: Para los nuevos, la tecla Súper en Linux es la tecla de Windows.

Escritorio Unity
Bien, pues vamos a empezar por lo básico, como arrancar una aplicación. Para ello tenemos varias opciones, la primera y más sencilla, si tenemos un acceso directo en el Lanzador, haciendo click en el acceso directo. Ahora bien, también podemos usar la tecla Súper. Si solo la pulsamos una vez, saldrá el Dash, pero si la dejamos presionada, aparecerán los atajos del Lanzador. Con Súper + 1 lanzamos la aplicación del primer icono del lanzador, Súper + 2 la segunda etc…

La segunda opción es lanzarla desde el Dash, al igual que antes presionamos Súper una vez, cuando aparezca el Dash podemos navegar por el hasta encontrar la aplicación y hacer click en ella, navegar con las teclas del cursos y arrancar con Intro o bien buscar la aplicación escribiendo las primeras letras en el Dash para filtrar. Una vez lanzada la aplicación en el Dash aparece en el Lanzador, y con el botón derecho podemos decir que se quede como acceso directo.

Como veis tenemos muchas formas, más y menos complejas, de hacer lo mismo, para que cada cual use la que le parezca más cómoda.

Ahora vamos a profundizar en el Dash, como hemos dicho antes, con la tecla Súper abrimos el Dash principal, pero hay 2 Dash más para conocer.

El Dash principal combina un lanzador rápido, menú principal, recientes, búsqueda e indexación de documentos etc… Si nos fijamos en la parte inferior incorpora 4 iconos que enfocan el Dash en todo (casita), solo aplicaciones (herramientas), solo documentos (folio) o solo música (nota musical).

El Dash con sus iconos de categoría.
Además el Dash permite el uso de lentes que amplían las búsquedas como la famosa lente para Amazon que tanto polvo ha levantado, la de Wikipedia, Google Docs, una calculadora y muchas más que hay disponibles e irán saliendo.

El Dash de ejecución nos permite ejecutar un programa directamente sin necesidad de abrir la consola. Se invoca con Alt + F2 al igual que el menú ejecutar en otros escritorios Linux.

El Dash de aplicación realiza búsquedas en los menús y funciones de la aplicación que estemos usando. Se invoca con la tecla Alt. Por ejemplo, estamos haciendo un documento en LibreOffice y no nos acordamos, no sabemos cómo se insertan columnas. Podemos rebuscar por todos los menús de formato, herramientas, ver, insertar etc… o podemos presionar Alt y escribir “columna”, el Dash nos dará todas las opciones del menú en la que aparezca dicha palabra, como insertar columnas, formato de columnas etc…

El Dash de aplicación para Chromium.

Como podéis ver las opciones que nos ofrece Unity para facilitarnos tareas en el día a día son muchas más de las que se mencionan inicialmente y hay muchas más que podemos utilizar. Para ello siempre podemos poner de fondo esta chuleta hasta que desarrollemos una forma de movernos adaptada a nuestras costumbres y necesidades que nos resulte cómoda.


Otra de las cosas que no suele gustar de Unity es el GlobalMenu, es decir, que el menú de Archivo, Editar etc... de las aplicaciones aparece directamente en el panel. Para deshabilitarlo simplemente tenemos que abrir una Terminal y teclear:

sudo apt-get autoremove appmenu-gtk appmenu-gtk3 appmenu-qt

Tras reiniciar la sesión los menús volverán a situarse en la ventana de aplicación en vez de en el panel.

3 de enero de 2013

Ubuntu Phone toma forma.


Feliz Año Nuevo!!!
Vuelvo a mi abandonado blog para traeros novedades calientes del mundillo.

Canonical nos tiene preparado un regalo para Reyes. Ubuntu Phone toma forma como SO móvil y empieza a presentar un proyecto sólido.

De momento las preview que hay presentan un SO funcional muy similar a un Android con la estética a la que Ubuntu nos tiene acostumbrados, pero el principal cambio anunciado viene de abajo. Las apps correrán de forma nativa en HTML5, con lo que se prescinde del pesado Dalvik + Java de Android. Por eso los requerimientos que ponen para los futuros Ubuntu Phones en la gama de entrada están en la media de la mayoría de smartphones del mercado. Por otro lado hoy en día un SO para smartphone no tiene sentido sin una buena tienda de apps. Y ahí es donde HTML5 es una gran ventaja. Portar apps HTML5 al móvil es muy sencillo, y ya hay muchas apps HTML5 para navegador que cubren la mayoría de requerimientos de los usuarios. Además traer apps de Android o iOS no debería ser mucho más complejo. Aun no hay nada seguro al respecto pero entiendo que Canonical, o bien creará su propia tienda de Apps a partir de su nube Ubuntu One + Music Store + Software Center aunque vistas sus últimas maniobras puede ser que también se integren con Amazon. Si bien la simbiosis de Canonical y Amazon sigue levantando pasiones.
En una nota de la FSF firmada por el mismo Stallman se alerta sobre la existencia de funciones que envían por internet a servidores de Canonical información privada sin consentimiento de los usuarios, comparando a la empresa de Ubuntu a la altura de Microsoft o Apple. Dicha nota ha provocado una oleada de reportes de bugs en Launchpad, algunas bastante graciosas:

(Ojo, el siguiente enlace contiene referencias altamente geeks)

Desde aquí aprovecho para decir que:
  • Integrar búsquedas online en el dash de Unity me parece un gran acierto, ya sean en Amazon, en la Wikipedia o en forocoches, por poner que no queden.
  • La información que se envía solo corresponde a búsquedas, lo cual no excluye que Canonical debería aclarar si usa esa información y con qué fines.
  • Las búsquedas en el dash o dash lens se pueden modificar, instalar, desinstalar, habilitar, deshabilitar etc… Como usuarios de un SO libre cualquier usuario es libre de hacerlo, así que no seamos catastrofistas Sr. Stallman.

Por cierto, estoy preparando una pequeña entrada sobre atajos para el uso de Unity y el Dash. Espero poder publicarla pronto.