17 de enero de 2013

Anonimato en Internet.


Cada día se habla mas del anonimato en Internet. Mientras que la mayoría de gobiernos están tratando de ejercer un mayor control sobre la red de redes los usuarios cada día valoran mas el anonimato a la hora de usar los servicios online. Cada vez que visitamos una página web, un servicio online, este blog por ejemplo, nuestra dirección IP pública queda registrada. Muchas páginas descargan en nuestro equipo las llamadas cookies, pequeños ficheros con información mas o menos particular que aunque en un principio buscaban hacer mas sencillos ciertos procesos al final se han usado para cosas menos inocentes.

¿Es posible navegar por Internet de forma anónima?

Si, todo depende del nivel de anonimato que queramos tener. Vamos a ver algunas formas.

La forma mas sencilla de mantener el anonimato en Internet nos la brindan los propios navegadores. Hoy en día los mas comunes como Firefox o Chrome disponen de un modo navegación privada, que consiste en que durante ese modo de navegación no se guardan historial de páginas visitadas, cookies, contraseñas etc... Sin embargo los servidores que visitamos si que guardan nuestra conexión, dirección IP, rutinas de navegación etc... Así que al fin y al cabo es una buena forma de mantener el anonimato, pero solo en nuestro ordenador.

Si buscamos en cualquier buscador como navegar anónimamente por Internet nos saldrán cientos de resultados de proxys anónimos como anonymouse, hidemyass o youhide. Un servidor proxy redirige nuestra conexión a otros servidores web enmascarándola en la suya propia, y limitando la información que el servidor web obtiene de nuestra conexión. Un servidor proxy nos garantiza una conexión anónima hacia otros servidores, pero el servidor proxy puede seguir capturando nuestros datos de conexión, IP de origen, hábitos de navegación y otros datos interesantes y con salida al mercado. Muchos servidores proxy comunes en realidad se dedican a eso, otros simplemente incluyen su publicidad en las páginas que visitamos a través de ellos.

Dar con un proxy seguro y fiable nos puede facilitar mucho las cosas a la hora de navegar de manera anónima, pero siempre será mas fiable si lo hacemos nosotros. Hay cientos de manuales para instalar squid en linux y configurarlo como proxy anónimo, así que no voy a detallar el proceso.

Hemos visto que el modo de navegación privada del navegador no nos hace anónimos en Internet, los servidores proxy online no son de fiar, y un squid configurado por nosotros no siempre oculta nuestra IP pública, ya que lo hace para los servidores que la piden pero no para los equipos de red por los que pasamos. Una buena solución sería conectarnos a un servidor proxy online a través de nuestro proxy. Nuestro anonimato va mejorando.

Si habéis buscado con un poco mas de ahínco la forma de ser anónimos en Internet seguro que habéis oído hablar o incluso habéis probado la red TOR. La red TOR es una red independiente que funciona usando clientes como relays anónimos, es decir cualquier equipo que se conecte a la red TOR enruta su conexión a través de otros clientes y servidores, hay toda una Internet dentro de la red TOR y también permite entrar y salir a Internet de manera anónima. Surgió como un proyecto para crear una red alternativa y segura, y se convirtió en el basurero de la red. Esta bien como curiosidad pero la posibilidad de ser muy anónimos es un azucarillo para pederastas, traficantes de todo tipo, delincuentes, ciberdelincuentes, terroristas etc... Pasear por la red TOR es como pasear por Baghdad, Ciudad Juarez o similares de noche con una capucha. Que nadie te reconozca no implica que nadie te vaya a hacer nada...

Entonces, ¿cual es el mejor método de navegar de forma anónima y segura por Internet? Por supuesto, el sentido común. Y proxychains claro, con proxychains se pueden hacer verdaderas maravillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario